Despedida de Mila

Con todo nuestro cariño y con mucha pena despedimos a esta gran mujer, hasta siempre Mila, gracias por todo.

Aquí os dejamos las últimas  palabras  de cariño de su cuidadora, en ellas se  reflejan la dedicación y el esmero con el que la ha cuidado, muchas gracias Elena, por tu buen hacer.

Mila se ha ido hoy al anochecer. El proceso de su enfermedad ha sido largo y la última txanpa rápida y discreta, para no molestar más de lo preciso. Eso si se puede llamar molestar a lo que una persona como ella ha podido aportar a lo largo de su vida. Los que le hemos conocido en los últimos años hemos podido saber algo a través de sus poemas, libros, cuentos… Hemos mantenido interesantes conversaciones con reflexiones llenas de contenido, serias y profundas a las que no han faltado esos toques de ironía que sólo la gente estupenda sabe poner.

Le brillaba la mirada cuando se sumergía en sus recuerdos de niña y de juventud, cuando hablaba de las charlas que daba, de cómo preparaba los variados temas o cuando expresaba su agradecimiento al cuidado y respeto que recibía de su familia.

El desarrollo del Alzheimer fue marcando sus límites y pasó de escribir poemas a construir coplillas, divertida interpretación de lo cotidiano, y a los comentarios sobre temas puntuales con los que nos encontrábamos en los habituales paseos. Recuerdos y anécdotas que surgían de repente, asombrosas, desde algún recóndito lugar de su cerebro.

Este fin de semana era capaz aún, con una cierta dificultad, de recitar su poesía de San Sebastián a los médicos que le atendían o la del Nuevo Amanecer y de seguir con ritmo y buen humor esas canciones que no tienen fecha de caducidad.

A muchos nos deja un poco más solos y con ese sabor agridulce de haberla conocido y disfrutado de inolvidables momentos. Vencida con dignidad y sin inclinar la cabeza ha entregado su alma a Dios, ese Ser que era para ella su interlocutor Supremo:

… victoriosa
miraré a Dios cara a cara
y agradecida
por este nuevo nacer
¡dejaré que mi sangre
corra nueva…!
Que mi vida
se convierta también en
primavera.

Nuevo Amanecer
Martutene, 2 de Noviembre 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>